Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario.
Si continuas navegando consideramos que aceptas estas cookies.
Puedes cambiar tu configuración de cookies en cualquier momento y obtener más información aquí.

Blog

04/04/2018

Como mejorar el aislamiento térmico en tu vivienda

Como mejorar el aislamiento térmico en tu vivienda

Por qué es importante el aislamiento térmico en mi vivienda

El aislamiento térmico de una vivienda es un tema de vital importancia porque de contar con él depende, en gran medida, nuestro confort en casa durante las épocas de calor o frío. También por el ahorro energético, algo que beneficia al medioambiente y a nuestro bolsillo.
Cómo mejorar el aislamiento térmico en nuestros hogares

Aquí te dejamos una serie de consideraciones que debes tener en cuenta para lograr un buen aislamiento térmico en tu hogar:
Suelos, paredes y techos

Qué debo hacer para mejorar el aislamiento térmico en mi vivienda

Es conveniente aislar los suelos, las paredes y los techos de la casa para conseguir una optimización correcta de la energía. Hay muchos materiales por los que puedes optar, aunque los más habituales son la espuma de poliestireno y la espuma fenólica. En el suelo se usa madera, en el techo se puede usar corcho o algodón, y en las paredes hay varias formas:

1. Que los muros se hagan con cámara de aire, algo muy habitual en las viviendas de nueva construcción.

2. Revestir la fachada con una capa adicional que haga de aislante, ya sea con mortero especial para la fachada o con planchas metálicas.

3. Revestir las paredes del interior con madera, que además de ser una buena solución decorativa, aportan calidez y confortabilidad.

4. Usar planchas de vinilo autoadhesivas, otra solución resistente, duradera y fácil de aplicar.

5. Si no te importa perder unos cuantos centímetros de espacio dentro de la casa, puedes levantar una doble pared con planchas de yeso y perfilería, ganando en aislamiento acústico y térmico.
Ventanas

Las ventanas son las responsables de en torno al 30 % de las pérdidas de calor de una vivienda y, por ello, resulta de gran importancia tomar ciertas medidas para solucionarlo. Si las ventanas son nuevas, no hay problema siempre que las elijas con un buen aislamiento.

Tener unas ventanas en perfectas condiciones implica que la temperatura del interior de la vivienda no se vea afectada por la meteorología. Cuando hagas reformas en casa, es el momento perfecto para cambiarlas por otras de doble acristalamiento y oscilobatientes fabricadas en PVC.

En caso de no poder sustituirlas, tienes otras opciones para lograr un buen aislamiento térmico. Por ejemplo, aislar los marcos con caucho, poner un papel aislante y sellar con espuma de poliuretano los huecos entre pared y marco.

Otras soluciones podrían ser colocar unas cortinas gruesas y opacas o unos estores con aislamiento térmico.
Usar toldos

Relacionado, en parte, con el punto anterior, el uso de toldos puede ser una excelente solución, especialmente en verano, para aquellas ventanas que tengan orientación sur.

Eso sí, asegúrate que son tejidos claros y resistentes, y si fuera posible, que estén fabricados con fibra de vidrio, fibra de poliéster recubierto con plastisol o de hilos de poliéster y plastisol.

Ahora ya sabes que hay soluciones de todo tipo para conseguir un perfecto aislamiento térmico para tu hogar. No dudes y contacta con profesionales que te aconsejarán qué método usar en cada caso y conseguirás que tu hogar sea acogedor todo el año.

Si tienes alguna duda o quieres que te asesoremos sobre este asunto envia tu consulta a info@sucesoresdepavon.com

Volver al listado de noticias